single product

Fecula de Maiz 500g

$50.00

4042

Descripción

QUÉ ES LA FÉCULA DE MAÍZ? CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

La maicena es una harina fina que se extrae de la fécula del maíz, es el resultado del procesamiento de una de las partes del maíz hasta obtener un polvo muy fino, que puede ser usado en muchas áreas. La más conocida es la rama culinaria, en disímiles recetas, sobre todo en la repostería por su efecto como  espesante, pero también tiene beneficios para la piel y para el cuerpo en general. Quédate con nosotros y no te pierdas para cuántas cosas podemos usar a la maicena.

sus principales beneficios:

    • Se puede utilizar para calmar la piel cuando nos exponemos a picaduras de mosquitos u otros insectos, o para otras enfermedades cutáneas que provocan irritación. Para esto la receta es mezclar la maicena con agua hasta obtener una mezcla espesa, el resultado de esto lo aplicamos en la zona afectada y listo.
    • Esta misma pasta sirve para aliviar y refrescar los efectos de las quemaduras solares cuando nos exponemos largas horas a los rayos ultravioletas que tanto pueden llegar a afectar nuestra epidermis. Para esto, se aplica la pasta en la piel y enseguida notaremos los efectos refrescantes de la maicena.
    • Es recomendada para los bebes cuando presentan erupciones o sarpullidos. Sólo masajeando con un poco de maicena en polvo en las zonas afectadas. Esto suele calmar al bebe y disminuir las erupciones cutáneas.
    • Para las pieles grasas, la maicena actúa como regulador, ayuda a eliminar el exceso grasoso y a controlar la aparición de los indeseables granos. Si te aplicas la maicena en la zona afectada y la dejas actuar durante unos 30 minutos notarás los efectos.
    • La maicena es buena también para limpiar el cutis, es un tipo de limpiador facial natural y sin químicos, más recomendable que jabones exfoliantes donde no conocemos los productos que lo componen. La mezcla para obtener este limpiador facial natural es una cucharadita de maicena o harina fina de maíz, una taza de agua y una cucharada de glicerina. Se mezclan y se cocina a baño maría. Se deja reposar y luego de esto puede ser aplicado como limpiador facial.

Información adicional

Peso 0.5 kg